A-P

Formas de compresión de mi memoria

Esta disposición y creación de objetos es una realidad personal, subjetiva en la que interactúan y se integran lo consciente y lo inconsciente, la forma y lo amorfo, lo físico y los mundos virtuales.

 

Esta es una conversión imaginaría de la consecuencia de nuestra cotidianeidad contemporánea modelada por un mundo virtual.

 

En el tiempo contemporáneo no solo aumenta la innovación tecnológica, también aumenta la multiplicación veloz de todo lo que fluye por el mundo digital, creando un desplazamiento de la medición on-line de la vida.

 

En este modo de existencia nos acostumbramos a una forma específica de atención visual inmersa en las pantallas. Quedamos inmóviles ante los torrentes de imágenes, datos y entretenimiento que se agotan a si mismos.

 

Consecuentemente aumenta exponencialmente la memoria en dispositivos, y también la erosión de nuestra memoria individual. Los dispositivos recuerdan cada vez más, conservan y atesoran mayores gigas de información, mientras que nosotros recordamos cada vez menos.

 

Estas piezas atesoran memorias virtuales amontonadas y deterioradas. Son la abstracción de nuestros recuerdos en dispositivos de memoria externa, pero a su vez, suponen una contradicción a los tiempos y formas de su producción.

 

De la facilidad de fabricación de imágenes en serie con un botón a la producción como un proceso lento y  consiente de la construcción de recuerdos que implica el modelado de cada pieza a mano.